lunes, 1 de diciembre de 2014

Aprender por casualidad. Una experiencia de aprendizaje web

Lo prometido es deuda.(vídeo al final)

Charla impartida en WORKSHOP “Las TIC en las escuelas: De la teoría a la práctica y viceversa” organizado por Edullab, Laboratorio de Educación y Nuevas Tecnologías de la Universidad de La Laguna en la que me pidieron que hablara de mi experiencia personal de aprendizaje en la web.

Aprender por casualidad es un título algo literario, pero no tanto.

Los niños tienen un software preinstalado. ¿Qué digo?, es parte integrante de su hardware. Hablo de la curiosidad.

Viene de paquete y forma parte de los niños. Niña en este caso, porque la educación y la web son básicamente femeninas.

Una niña se encuentra una pelota y juega con ella. Descubre cómo hacerlo. O eso cree ella. El aprendizaje debe estar presentado en forma de juego, diversión, aventura, jugando a descubrir cosas aunque ya estén inventadas, porque algún día, de ser así, las inventará realmente.

El aprendizaje es la casualidad. La casualidad con la que nos tropezamos a diario. Sólo la curiosidad hace que esa casualidad cobre sentido. 

Primera Casualidad:
  • La primera vez nunca se olvida.
No deja de ser un tópico. La primera vez suele estar acompañada de temor, inseguridad, de no saber qué hacer ni cómo actuar. Mi primer contacto serio con el mundo de los ordenadores personales fue hace más de 20 años cuando en pleno mes de julio recibo la llamada de mi futuro director. Me pide que sea el secretario de un centro que se disponía a abrir sus puertas ese curso. 

Tras varias negativas, me da pena (uno de mis grandes males) y le digo que aceptaría el cargo por un año hasta que conociese al resto de profesores y encontrase otro secretario. 

Lo cierto es que, en pleno agosto, mientras preparamos la apertura dpel centro, carecíamos de edificio. Tardaría aún varios meses en finalizar la obra y tuvimos que comenzar en la planta alta de un colegio de primaria. No teníamos ordenadores. Eso sí, lo que si tuvimos desde un principio fue el cuadro del anterior monarca, la bandera de España, la de Canarias y una vieja máquina de escribir.

Unos meses después, llegaron los primeros ordenadores.

Fue mi primera vez. El director hacía equipo con el jefe de estudios para bromear con mi desconocimiento de un básico Word. Era incapaz de comprender en ese entonces la simple creación de espacios que me desordenaba todo aquello que intentaba escribir. 

Mi curiosidad hizo que me comprase mi primer pc y traspasase mi costumbre de buscar a la red.

Segunda Casualidad:
  • ¿Y eso qué es?
En una tarde de aburrimiento en mi casa, allá por marzo de 2007, mientras me entretenía en una de mis mayores aficiones anteriores a la propia red, buscar, se me ocurrió por casualidad y por curiosidad poner en la cajita de búsqueda de Google "hacer una página web fácil".

En la búsqueda aparece: cree un blog en tres pasos. Doy esos tres pasos y me dice que ya ha creado usted un blog. Yo asustado me pregunto qué es eso. Si yo no he hecho nada. No había oído esa palabreja hasta ese momento y la cajita tonta me decía que había creado uno. Sí yo no sabía lo que había hecho.

Lo cierto es que comienzo a publicar en mi primer blog que pronto compaginé con otros. 

Tercera Casualidad:
  • La inistencia
Mi hija pequeña había visto como le había creado un blog a su hermano mayor y pronto quiso que le creara uno para ella. Por un tiempo no pude satisfacerla. Ella continuó insistiendo, hasta que por fin le pude crear su primer blog.

Pronto dejó clara su personalidad. Le puso nombre al blog, decidío sus secciones, colgó sus dibujos, su música, elegía la decoración y cuando cambiarla... Yo lo completaba con actividades relacionadas con lo que iba dando en el cole. Comenzaba entonces tercero de primaria. Hoy cursa cuarto de la ESO.

Cuarta Casualidad:
  • Jugar con otros es más divertido
Las maestras de su colegio conocieron su blog y comenzaron a pedirme que les colgara cosas en él para usarlas en sus clases. Ahí comenzó realmente el lado social del Blog Crea y aprende con Laura

Lo cierto es que a la vez que aumentaban las visitas al blog de Laura, el mío se iba quedando rezagado.

Un día llamo a Laura para que viese unas cosas que le había colgado en el blog y me dice que ella ya se había hecho dos blogs y que ahí me dejaba ese. A partir de ese instante, Laura y la escritura en la web siempre han ido de la mano y su primer blog pasó a ser totalmente mío.

Los alumnos necesitan vivir con otros, divertirse con otros, aprender con otros, ser curiosos y casuales con otros. 

Y el sistema y la actitud de muchos docentes los ahoga en un formato de tabla de Excel en el que los bordes de las celdas no están marcados y no se ven al imprimirlos, pero no por ello, dejan de estar presentes y coartar y destruir en muchos casos su creatividad, casualidad y curiosidad.

Se sienten enjaulados, ahogados en sus iniciativas y creatividad, que van disminuyendo desde que abandonan la Educación Infantil. Como señalaba el amigo Carlos González Ruíz, @Achinech, en la #KddCanarias2, debemos infantilizar el resto de los niveles educativos, trabajar por rincones, romper con la uniformidad de las aulas, dar rienda suelta a la creatividad.

Vivimos en un mundo que demanda personas, trabajadores y profesionales que sepan trabajar de manera colaborativa en equipo. No nos han formado en ello, pero tampoco damos los pasos necesarios para autoformarnos.


Quinta Casualidad:
  • De ida y vuelta
Recuerdo leer muchos artículos que hablaban de la web 2.0 como algo que no era plano, que era de ida y vuelta, que era interactivo y donde el lector no era un elemento pasivo sino que interactuaba con la web.

Algo no terminaba de comprender yo en lo que solía ver en esa época, hasta que un día me topé de bruces, por pura casualidad, con un blog, Blogmaníacos

En ese momento, comencé a entender realmente lo que era y en qué consistía la web 2.0, su interactividad e interacciones. Creo no equivocarme y no ser traicionado por la amistad, si digo que no me he encontrado entre tanto buen blog, uno que sea más participativo que el de Blogmaníacos.

Recuerdo como su profesora, Conchita, con un viejo ordenador recauchutado, lograba cauitvar la atención de sus alumnos, los Blogmaníacos. El blog transmitía vida y pasión. Pasión de sus alumnos y pasión de su profesora. 

Pero no sólo de sus alumnos, también de sus familias. Y digo bien, de sus familias, porque hasta los abuelos participaban en ese blog en proyectos tan fructíferos como el de la película "Arrugas". 

Sus alumnos, una vez obtenían el carnet de Blogmaníacos al graduarse en enseñanza primaria (tenían que ganárselo) seguían apareciendo por su blog.

Pero no sólo familias y alumnos. En el blog, participaban a través de sus comentarios, muchos profesores de toda España y parte del extranjero. Creo no exagerar, si digo que superaron la centena.

Y actores, directores de cine, viñetistas, conferenciantes varios...

Y rompieron las paredes de su aula. Preguntas a científicos de la NASA, en Euronews, en telediarios nacionales, a Zapatero...

Más aún. Fueron a la universidad sin pasar por el instituto. Tuve la fortuna de haber compartido mesa en a Facultad de Educación de la Universidad de la Coruña y poder asistir a través de vídeotutoriales a la clase nada magistral que impartieron los Blogmaníacos a los futuros docentes, con la impactacte participación de Conchita y un extraño personaje, Doña Díriga.


Pero no se conformaron con una universidad. También impartieron docencia en la Universidad de Murcia a través de un blog colaborativo con los futuros docentes en el que compartieron enriquecedoras experiencias,  Uniblogmaníacos.

Sexta Casualidad:
  • Ubuntu: yo soy porque nosotros somos
Una profesora española que por entonces trabajaba en Londres, Mercedes Ruíz, a la sazón, Doña Díriga, @londones, se tropieza por casualidad un vídeo que habíamos realizado en nuestro instituto y me pide autorización para poder usarlo en una charla que iba a impartir en España. 

A partir de ese contacto casual, tuve la enorme fortuna de contactar con un grupo de personas increíbles que han enriquecido mi vida en la web y fuera de ella, la Tribu 2.0 y Cero en conducta, la red social que pone en contacto el mundo educativo con el mundo del cine. Llevamos a preestrenos de cine a alumnos de más de 20 ciudades españolas, desde infantil hasta la universidad. Elaboramos guías didácticas y participamos junto con nuestros alumnos en blogs educativos y colaborativos intercentros, entrevistamos a actores y directores de cine, los llevamos a los centros educativos, apostamos por el cine español, europeo y de autor...

Séptima Casualidad:
  • Social
La web es social, como el ser humano mismo. Comencé a leer posts y artículos al respecto y descubría a través de redes como Twitter a personas con valía personal y profesional como Julita, @jferna35 y su gran blog Creación literaria en primaria y +, mucho más diría yo, con la que también tuve la foruna de coincidir en Madrid y la Coruña y aprender de su gran sabiduría sólo comparable a su humildad.

Un inciso:
  • Nativas Digitales
Aprendí que lo que diferencia a un nativo digital de un inmigrante digital es que el nativo nace inmerso en la tecnología y no se impresiona ante ella. La considera algo normal y consustancial. 

Por contra, el inmigrante digital, se impresiona ante los adelantos técnicos y es ese impresionarse, el que lo bloquea e inmoviliza ante el hecho tecnológico, Lo paraliza.

Y gracias a estas nativas digitales, descubrí que ser nativo no es cuestión de edad, sino de actitud, de no quedarse paralizado ante la novedad, de aprovecharla educativamente hablando, de buscar la ayuda precisa para superarlo y no quedarse pasmado e inmóvil ante ella.

Y es ahí donde los docentes tenemos mucho que decir a nuestros nativos y no tan nativos digitales. A los primeros, para que sepan sacarle provecho a través de la reflexión y el aprendizaje crtítico, a las nuevas tecnologías. Y a los segundos, a esos que aún siendo jóvenes sufren la brecha digital, acercarlos de una manera creativa a su uso y aprovechamiento.

Octava Casualidad:
  • Móvil
Un día, casi por casualidad, me tropiezo en la red un blog que me resultó interesante, Educación Física aquí y ahora. Al fijarme en su autoría, me doy cuenta de que pertenecía a un antiguo compañero, Sigfrido, @lalaboralef con el que había trabajado muy a gusto, haciendo cantidad de actividades conjuntas y con el que había perdido algo de contacto. Lo llamo por teléfono y, a partir de ahí, retomamos una fructífera colaboración que se ha visto plasmada en varios blogs y proyectos conjuntos.

Otro día, le comento que voy a dar una charla en las Jorandas TIC 2012 del Gobierno de Canarias,  en la que hablaba a cerca de una experiencia de uso de los códigos QR y que le abrió el camino hacia el uso de aplicaciones móviles.

Por pura casualidad, como no podía ser de otra manera, viene a La Orotava porque un hijo suyo jugaba a baloncesto. Me telefonea y nos tomamos un cortado. Me pregunta sobre lo que tengo en proyecto. Le hablo que estoy creando una aplicación móvil basada en storytelling y gamificación y queda encantado con la idea. Esa misma noche, me envía otra historia y decidimos colaborar. Ese día surgió EducAppsAventura.

Desde hace años, suelo surtir de correos a todos los compañeros que suelen mostrar algo de interés. Envié uno a Reyes, @reyesAGGH. Pasa el tiempo y me dice en la cafetería del instituto, que no me había comentado nada, pero que estaba acabando el curso de la UNED para desarrollar apps que le había enviado. Eso y decirle que se sumara a EducAppsAventura, fue uno.

Hasta el momento hemos desarrollado y puesto en práctica varias aplicaciones móviles con fines educativos y hemos subido dos a Google Play: Cifrar con Ñ y Hombres de bronce que hemos llevado a la práctica educativa a través de situaciones de aprendizaje.

Aprender por Casualidad:
  • ¿Qué necesitamos?
Volvemos al principio. En realidad nada. La curiosidad forma parte del niño, al menos hasta que no es eliminada.

¿Y las casualidades? Las casualidades siempre están ahí. Ser significativas y placenteras es la única manera de que fructifiquen.

¿Y nosotros? Nosotros somos una de las muchas casualidades que se aparecen ante la curiosidad más o menos maltrecha de nuestros alumnos.

Podemos ser casualidades lanzadera de esa curiosidad, o simplemente acabar con ella.

¿Qué prefieres ser? ¿Lanzadera? ¿O aniquilador de curiosidades?

Algo de ser lanzadera, al menos, está en nuestras manos.

Epílogo casual
  • Transfiriendo casualidades.
El término o concepto de transferencia me ha gustado desde que lo conocí, incluso antes de ser docente, en mi etapa de entrenador de baloncesto. Siempre he procurado utilizarlo y aplicarlo en diferentes situaciones. Recuerdo como me gustaba ver entrenamientos de otros deportes y adaptarlos al baloncesto. Desde entonces, he procurado que sea una constante en mi vida personal y profesional. En buena medida explica este blog. Creo que el intercambio y el trabajo en equipo puede enriquecernos a todos. Levantar la mirada para ver lo que está haciendo el de al lado o ahora con la red, el que se encuentra lejos o incluso habla otra lengua. La ciencia y la investigación, sin abandonar la especialización, está recuperando una necesaria visión global y renacentista del conocimiento.

A un loco de Gran Canaria le dio casualmente por cruzarse del todo a Tenerife (me pidió encarecidamente que no lo dijese, que se podían enterar en su Gran Canaria natal, pero no puedo evitar el decirlo) para asistir con @Achinecha una cosa que llamaban #KddCanarias, aún costándole dinero y tiempo y no otorgarle ningún  certificado o reconocimiento.

Allí conoció a otros locos de atar.

A uno de esos locos, que colabora con la Semana Europea de la Robótica lo llamaron preguntándole por un loco canarión. Pensó en varios, pero no dudó en llamar al primero de la lista.

Y no se equivocó ¿Por qué?

Porque las casualidades no habían logrado acabar con su curiosidad. 
Juan Toledo, @juambedo, logró sobrevivir al sistema. Éste no pudo destruirle por completo su curiosidad infantil y se abrazó con curiosidad, ilusión y pasión a ese proyecto que a través de Talentum Schools le brindaba la oportunidad de formar en Scratch a 6 de sus alumnos que a su vez harían de mentores del resto de compañeros.

* Para avanzar en las diapositivas, haz clic en la imagen

Publicar un comentario en la entrada