domingo, 1 de febrero de 2015

Deportados. Una web y cuenta de Twitter en tiempo real sobre los españoles en Mauthausen.

DeportadosEn un país intencionadamente desmemoriado, el periodista Carlos Hernández, ha creado una web , Deportados, para difundir el conocimiento de los más de 9.000 españoles que sufrieron la deportación al campo de concentración de Mauthausen.

Se compagina con su cuenta de Twitter, @deportado4443, en la que Antonio Hernández cuenta el día a día de su vida en el campo de concentración de Mauthausen como si estuviera sucediendo en la actualidad.

También puedes ver
Este proyecto comenzó a fraguarse en la primavera de 2013 cuando Carlos Hernández comenzó a investigar la historia de un familiar muy cercanoque había estado recluido en el campo de concentración de Mauthausen. Su nombre era Antonio Hernández, un hombre sencillo, de aspecto avejentado pero muy alegre que venía todos los años a visitarlos desde París. Fallecido en 1992, su vida siempre había sido un misterio que, ahora, queríamos desvelar.

El periodista Carlos Hernández, autor de Los últimos españoles de Mauthausen, donde se revela la complicidad de Franco con Hitler en las deportaciones de 9.000 españoles

El objetivo de esta web
  • Cubrir el hueco que dejan los libros y los discursos oficiales que apenas mencionan, si es que lo hacen, la muerte de españoles en los campos de concentración nazis
Esta web no sería necesaria en naciones como Francia, Bélgica, Holanda o la mismísima Alemania. 

Cuando se cumplen 70 años del fin de la barbarie nazi, 
  • Solo hay un país en el mundo en el que sigue habiendo calles y plazas dedicadas a la memoria de personalidades fascistas. 
  • Solo hay un país en el mundo en el que el Gobierno participa en homenajes a las unidades militares que ayudaron a Hitler a destruir Europa y a aniquilar a millones de personas. 
  • Solo hay un país en el mundo en el que se niega justicia y reparación a las víctimas de un régimen totalitario. 
  • Solo hay un país en el mundo en el que los documentos oficiales de toda una época no están en los archivos públicos, sino que permanecen en manos de fundaciones (legales, por cierto) que llevan el nombre de un dictador y de sus lugartenientes. 
  • Solo hay un país en el mundo en el que se sigue dando la espalda a quienes fueron torturados y asesinados por defender la libertad y por luchar contra el nazismo. Ese país, lamentablemente, es el nuestro y esa es la razón principal que nos ha empujado a crear esta humilde página.


Publicar un comentario