jueves, 4 de diciembre de 2014

FANScinar con emociones en la Era Digital #FANScination @elena_alfaro

FANScinar con emociones en la Era DigitalElena AlfaroCEO & Partner en EMO Insights, nos habla de emociones en el mundo del marketing experiencial.

De este documento, podemos extraer algunas ideas y reflexionar de cara a nuestra práctica educativa. No es que tengamos que llevar el mundo del marketig al aula, sólo se trata de buscar fuentes de inspiración que nos puedan resultar útiles.

También puedes ver
La realidad empírica ha demostrado que durante años no se ha dado la importancia que tenían las emociones en nuestra educación y en nuestra vida personal y profesional. Algunas publicaciones de prestigio como la Business Strategy Review ya lo reconocen en artículos como “An Emotional Business”. Si lo pensamos, nadie nos forma en emociones, y sin embargo, están ahí antes que ningún otro aprendizaje, un niño nace y todo es enseñanza, no obstante, ya siente miedo, llora porque tiene hambre, soledad, tristeza, etc.

Teniendo en cuenta estos antecedentes de partida y la velocidad con la que se producen los acontecimientos, el fenómeno de la globalización y el desarrollo de la tecnología, se debería llevar a cabo lo que Elena Alfaro llama una “Emotions Based Strategy”

Es decir, una estrategia basada en emociones para que cualquier sithttps://www.youtube.com/user/ElenaAlfaroTVuación personal o profesional tenga éxito. 

Por ejemplo, se deberían crear los pasos para generar “alumnos motivados y participativos, que crean en lo que hacen, al igual que el profesorado de forma estructurada en cualquier aula de  manera que no fuera una simple circunstancia aislada que fuera descubierta después de hacer algo “que no se sabe qué”, en un evento, en un aula, tras usar una cuenta en Twitter...

La fascinación es una fuerza de atracción tan poderosa como la primera fase del enamoramiento. Lo que los psicólogos han denominado “encaprichamiento”. No tiene por qué ser lógica. En la mayor parte de los casos es irracional

Tanto la fascinación como el encaprichamiento se originan en la zona límbica del cerebro, en la misma parte donde también se alojan otros estados, sentimientos y emociones como la furia, el éxtasis, la tristeza, la excitación sexual, la huida etc.





Publicar un comentario en la entrada