martes, 13 de mayo de 2014

La huella biológica del 'bullying'

Los niños que sufren acoso escolar tienen más depresiones y más ansiedad cuando crecen.

También puedes ver
Una nueva investigación apunta que el bullying también deja claras huellas biológicas en los afectados que explicarían por qué estas personas tienen algunos problemas de salud más adelante.

La mayoría de los trabajos científicos realizados hasta la fecha se centran en los efectos psicosociales de la intimidación escolar en la edad adulta, sin embargo, apuntan los investigadores de este trabajo, publicado en la revista PNAS, las víctimas del acoso suelen tener 
  • Problemas de sueño
  • Dolor abdominal
  • Menos apetito
  • Dolores de cabeza 
  • Enferman con frecuencia [...] 
Poco se sabe sobre cómo las adversidades sociales influyen en la biología de las personas implicadas en este tipo de prácticas".

Para averiguarlo, un grupo de científicos de la Universidad Duke Medicine (junto a tres universidades: Carolina del Norte, Emory y Warwich) analizó los datos de 1.420 personas durante más de 20 años. Para este estudio prospectivo, los individuos fueron seleccionados al azar y, por lo tanto, "no tenían especial riesgo de enfermedad mental o de ser intimidados", puntualiza William Copeland, principal autor del estudio y profesor del departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke (Durham).

Ver artículo original
Publicar un comentario