domingo, 4 de mayo de 2014

Ciberbaiting

Ciberbaiting. Quizás no hayas oído hablar de este nuevo anglicismo. Cómo todo, no hay que dramatizar, pero eso no significa que haya que dejarlo de lado ni atenderlo. Con este tipo de cosas, tolerancia cero.

Pero tolerancia cero no significa única y exclusivamente represión. La única y mejor receta es educación y más educación. Los problemas, para corregirlos realmente, hay que aprovecharlos como oportunidades para educar. De lo contrario, sólo crecerán.

El otro día, en una charla muy interesante a la que asistí sobre acoso escolar, la ponente señalaba que su línea de actuación no se centraba en el acosador, "matón" lo llamaba, ni en la víctima, a la que excluía de toda responsabilidad. Se centraba, en los que llamaba "cómplices" y "cobardes", o sea, todos los demás. Si el mono no tiene gradería en el circo que lo siga, todo lo demás desaparece. Ponía la responsabilidad en el tejado de la sociedad en su conjunto.

El Ciberbaiting consiste en la grabaciones que realizan alumnos a profesores humillándolos y vejándolos con el móvil para posteriormente desprestigiarlos y subirlo a la red. y difundirlo.

Nada nuevo, aunque sí con matices preocupantes. Desde que teníamos bloques por teléfonos móviles, recuerdo un caso en que unos alumnos grabaron a un profesor y lo colgaron en la red para reírse de él. Claro que no alcanzaba algunos extremos que está alcanzando en la actualidad. No obstante, no hay que convertir la norma en excepción y generalizar.

En realidad, lo que hay que hacer es educar, formar, prevenir, educar en valores... No prohibir.

Cuando en mi centro grabaron a un profesor, el uso de los móviles estaba prohibido y eso no impidió que se hiciese. Nadie se enteró sin necesidad alguna de comprar un gadget especial para hacerlo.

Vamos, que si se quiere, es facilísimo de hacer con todas las prohibiciones que se quiera.

Actualmente, en mi centro está permitido el uso del móvil. Esto no quiere decir que con él se haga todo lo que se quiera. Se deben establecer de forma consensuada unas normas de uso y, cuando sea necesario, se deben retirar. Paralelamente y tanto con medios propios como externos, se debe educar en su uso adecuado.

El número de problemas por el uso de móviles en mi centro ha bajado bastante, lo cual no quiere decir que haya desaparecido en su totalidad. Sólo, que tratamos de educar en su uso, y que cuando es necesario, se toman medidas.

En concreto, cuando un alumno hace un uso inadecuado, me basta con decirle, sin violencia alguna, que lo guarde. En contadas ocasiones, he tenido que retirar un móvil, por no decir que no recuerdo cuando retiré alguno.

Regresando al Ciberbaiting, y sin quitarle la importancia que tiene, señalar que el Cuerpo Nacional de Poicía, ha incrementado las detenciones por acoso escolar en todas sus variantes cibernéticas en los últimos años. En concreto, vemos como en el Twitter Oficial del Cuerpo de Policía Local de Tres Cantos (Madrid), @policia3cantos, retuitean el post del Blog de Angelucho, un blog dedicado a la seguridad en internet para el internauta básico, bajo el título de "Menores en la Red: Mi hijo practica el CIBERBAITING".


En este post nos comentan, que aparte del ciberbullying, existen otros tipos de ciberacoso, que ignoramos, no vemos o no queremos ver, y que tienen tanta presencia en la red o más que el ciberbullying. 

Vendría a ser como la típica pintada en los baños de toda la vida, pero con el agravante de la publicidad incontrolada y su mantenimiento en el tiempo mediante el mal uso de las redes sociales.

Con esta práctica los “acosadores” intentan conseguir que los profesores estallen o se derrumben. Para ello, se suelen centrar en algún defecto real o creado del profesor, para vejarlo en la red. Algunos profesores han llegado a sufrir episodios de ansiedad y depresión debido a estas prácticas. 

Los alumnos deben saber, que el ciberacoso a los docentes se encuentra  tipificado en el código penal y por consiguiente conlleva responsabilidad penal. Se aprovechan de un falso anonimato que dado el caso, no existe en la red. 

Los acosadores, aún siendo menores, sufren las consecuencias penales de sus actos, como pusieron de manifiesto en el Blog de Angelucho en la entrada MENORES EN LA RED: y su responsabilidad penal.

La soluciones a estas prácticas no difieren mucho de las propias del ciberbullying: información, educación, concienciación.

El problema se debe atajar desde un primer momento. También hay que protegerlos de sí mismos, porque en unos casos por ignorancia, se meten en líos sin conocer las consecuencias de sus malas prácticas en la red.

Los jóvenes desarrollan su identidad online cada vez a más temprana y necesitan padres, profesores y modelos que les pongan límites acordados en su caso y que les ayuden a saber cómo actuar y cómo no actuar. 

Los padres necesitan estar involucrados en el establecimiento de normas de seguridad y navegación en la red de sus hijos. Deben convertirse por necesidad en ciberpadres. La tecnología ya no es una opción y es una necesidad en todos los sentidos, incluidos algunos que pueden llegar a ser tan graves como es el caso, si no se educa de la forma adecuada.

Les dejo con este interesante vídeo (el vídeo por sí solo justifica un post) del CRFP de Castilla La Mancha de un curso para el Servicio de Inspección Escolar en el que Carlos Represa, presidente de la sección de menores de la Asociación Nacional de Tasadores y Peritos Judiciales Informáticos, sobre Ciberbullying, Ceberbaiting, Sexting.

También puedes ver


RECOMENDACIONES DEL SIE ANTE CASOS DE CIBERBULLYING (ACOSO ENTRE IGUALES) Y CIBERBAITING (ACOSO A PROFESORES), SEXTING... from CRFP CLM on Vimeo.
Publicar un comentario en la entrada