Que en la vida hay que tener coraje, bien lo sé yo. Y que el coraje es necesario cuando tenemos miedo, también lo sé. Hubiera preferido no haber tenido miedo, pero el coraje nos salvó, al menos de alguna manera. Gracias a tod@s l@s amig@s que siempre nos apoyaron y nos apoyan.

miércoles, 16 de enero de 2013

Más actividades sobre Inteligencia Emocional

    También puedes ver:

 

Publicar un comentario en la entrada